Cómo investigar una denuncia de corrupción interna

La corrupción, ya sea política o administrativa en el ámbito estatal o privado, es uno de los delitos más difíciles de detectar e investigar, sino el más difícil.  

Se deben dividir las temáticas conforme la evidencia que presenta y su criticidad (Alta-Mediana-Baja), hay que considerar siempre en el tratamiento los aspectos de Anonimato, Confidencialidad, Seguridad y armado de equipo.

Los casos se pueden dividir en Objetivos o Subjetivos, siempre debes considerar el tratamiento del caso.

Se consideran casos subjetivos a los correspondientes a: acoso laboral, maltratos, presiones desmedidas, acoso racial, mal clima laboral, favoritismo.

Y casos objetivos a los correspondientes a: Fraude económico, mal uso de los activos, faltante de mercaderías o bienes, tobo de información, lavado de activos.

Un caso objetivo generalmente se manifiesta en un faltante de algún tipo, la acción debe corresponder con un proceso dentro del negocio, el denunciante debe identificar el negocio, la sucursal, el proceso y los integrantes; también las personas involucradas.

Luego se debe generar un trabajo de auditoría interna o conforme el caso analizar la necesidad de buscar un especialista externo y estos deben verificar la evidencia conjunto con el área jurídica.

Un caso subjetivo se manifiesta a través de acoso laboral o sexual, maltrato, presiones, etc. Se caracteriza por la existencia de una situación que genera malestar y conflictos con potenciales contingencias contra la empresa. Se deben identificar los lugares donde sucedieron dichas situaciones. Salvo en el caso de acoso sexual, se debe relevar la situación y las personas que integran el lugar de trabajo. No pueden nunca dejarse de lado los aspectos de anonimato y confidencialidad.